Gobierno no seguirá adelante con mesa de diálogo tras rechazo de varios sectores

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

El Gobierno no seguirá adelante con la mesa de diálogo nacional ante el rechazo de cuatro sectores, según anunció Jorge Vargas Cullel, director del Programa Estado de la Nación (PEN).

Para la fecha límite este jueves al medio día, de los 25 puestos convocados, 12 sectores confirmaron sus cupos, dos pidieron más tiempo, 7 no respondieron y 4 declinaron.

Vargas Cullel señaló que los sectores que declinaron prefieren otro espacio. Sin embargo, también señaló que la convocatoria conjunta a un dialogo urgente seguirá abierta.

Los que rechazaron participar

Entre los que declinaron se cuentan la Unión Costarricense de Cámaras (Uccaep) y la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA). Mientras tanto, entre las “no respuestas” está la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular, que desde la semana pasada está impulsando un proceso de diálogo diferente.

“Hechas las verificaciones del caso, me permito informarles que la mesa de diálogo multisectorial 2020 no pudo ser conformada por el PEN del Consejo Nacional de Rectores dentro de los términos de la convocatoria que ustedes confiaron en mí”, dijo Vargas este jueves.

“La regla era clara: o todos los sectores aceptaban participar el diálogo multisectorial o ésta instancia no se conformaba. Al final hubo problemas que no logramos resolver”, agregó.

Posición de Uccaep

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado
(Uccaep) comunicó este jueves que no formará parte de la mesa de diálogo convocada por el presidente Carlos Alvarado.

Reiteramos nuestra inquietud en cuanto a la proporción desequilibrada de la mesa que impulsa el Gobierno, la cual no garantiza la representación de todos los sectores de la sociedad en la búsqueda de una solución consensuada para el país”, dijo José Álvaro Jenkins; presidente de UCCAEP.

“Estamos en pro del diálogo e instamos al Gobierno a sumarse al Foro Nacional de Diálogo Multisectorial, que impulsó la Asamblea Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Banco Popular y de Desarrollo Comunal”, agregó el empresario.

El grupo empresarial continuará participando en el Foro de diálogo convocado por la Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras del Banco Popular. 

Desacuerdo por desbalance

Varias de las cámaras empresariales más grandes de la agrupación estaban en desacuerdo con la mesa propuesta por el Gobierno. Esto porque aseguraban que está desbalanceada: de 29 asientos, únicamente cuatro se dirigían al sector empresarial.

Sectores como el de agricultura y construcción ya habían adelantado que no era factible participar en una mesa en la que el sector productivo tuviera tan poca representatividad.

El sector productivo de este país genera el 85% de los puestos de trabajo en el país que enfrenta una de las mayores crisis de desempleo.

Diálogo con Banco Popular

Paralelo al plan de Gobierno, se barajaba una invitación de la Asamblea Nacional de Trabajadores del Banco Popular para formar parte de un “gran foro” que dialogaría con el Ejecutivo.

El lunes anterior, 51 organizaciones se comprometieron con la propuesta de la Asamblea de Trabajadores, que representa a más de 1,5 millones de personas trabajadoras.

Entre ellas se encuentran 10 cámaras empresariales entre las que está Uccaep, Cadexco, de Industrias (CICR), de Turismo (Canatur) y de Productores de Piña (Canapep).

Asimismo, al acuerdo se adhirieron otros sectores tales como sindicatos, colegios profesionales y cooperativas; por lo que la mesa de diálogo aspirada por el Gobierno se pone aún más cuesta arriba.

Justamente, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), liderada por Albino Vargas, también declinó su participación en la mesa de diálogo del Gobierno.


Traducir artículo