El Bayern vuela sobre un Barça en ruinas que cosecha más traumas y ridículos en Europa

Lewandowski llega al cierre de la temporada en excelso estado de forma. (AFP)
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

1946. Ese fue el último año que el FC Barcelona recibió ocho goles en un partido, contra el Sevilla por la Copa. Hoy la goleada se repitió pero en el mejor torneo de clubes de fútbol del mundo, la Liga de Campeones.

8-2 fulminó el Bayern de Múnich a un club culé en ruinas, devastado por una directiva incompetente y un equipo que no sabe a qué juega, aún con el mejor jugador de su generación entre sus filas. Lionel Messi es nada a la par de un equipo bávaro balanceado y poderoso, que hoy fue una tormenta sobre un barco de papel.

El partido arrancó frenético, en un Lisboa silencioso por la pandemia, pero con la inédita ‘Final 8′ de la Champions. Parecía que los españoles ponían ganas al claro favorito, pero fue un espejismo la primera oportunidad de Luis Suárez.

Al 7′ Thomas Mueller puso el primero sin despeinarse. En propia puerta el defensor David Alaba clavó un autogol en el arco de Neuer y dio esperanzas a los culés…luego la lógica se impuso.

Ivan Perisic al 28′, Serge Gnabry al minuto 31’ y de nuevo Mueller antes del cierre definieron el partido.

Masacre

El segundo tiempo fue la consumación del nuevo ridículo europeo del Barca, que hoy pareció un equipo de segunda división. Luis Suárez al 57′ no maquilló la situación.

Al 63′ Joshua Kimmich logró el quinto. El polaco Robert Lewandowski (82) y el brasileño Coutinho, cedido al club alemán por el Barcelona, cerraron la cuenta (85 y 89). La última daga no fue celebrada por el carioca.

Ahora el Bayern Múnich espera al ganador del duelo entre el Manchester City y el Lyon, que cierra los cuartos el sábado. En la otra semifinal se medirán el Leipzig y el París Saint-Germain.

Los alemanes son los favoritos en Lisboa y hoy – sin piedad y con un poderío que asusta – lo dejaron claro.

Con una caída estrepitosa finalizó el periplo europeo de un Barcelona que cierra el curso sin títulos. Su última ‘Orejona’ data de 2015 cuando Messi y Suárez estaban en su esplendor, en un trío de ensueño que completaba un tal Neymar.

“Hemos tocado fondo”, dijo Gerard Piqué al final del partido, abriendo la puerta a las renovaciones que podrían llegar en forma de elecciones adelantadas.


Traducir artículo