• Avenida O

¿Cuál madre?

-

Escuchar este artículo


Tiempo de Lectura: 2 minutosDra. Isabel Gamboa para El Observador

Nunca me dijeron que debía ser madre, porque era algo que se daba por sentado, no hacía falta, porque eso no se pensaba ni se decidía; por eso, cuando dije que no quería -tras años de dudas y culpas horribles- decepcioné a todo el mundo.

Pero mi duda fue más poderosa: ¿si me embarazaba todos mis proyectos de crecimiento individual se pararían por años o se esfumarían? Las mujeres sabrán responder muy bien esta inquietud.

Libre ya de culpas, con un inmenso alivio y con conocimientos científicos respecto al tema, años después le pregunté a mamá cuál de sus embarazos, de los seis que tuvo, eran deseados por ella: ninguno, me respondió.

Es normal, le dije -conteniendo el paradojal dolor que me ocasionó imaginar una vida obligada a criarnos- no todas las mujeres queremos ser madres, lamento que usted se viera forzada a tenernos.

Mamá es una de muchas mujeres que, aún hoy día, sienten que deben ser madres: la maternidad es una de las instituciones más poderosas para mantenernos a las mujeres en el lugar doméstico; tan es así, que amarra a lo doméstico aún a aquellas que tienen un trabajo asalariado y prestigioso. A eso se refería la psicóloga española Victoria Sau Sánchez con el título de uno de sus libros, Madre no hay más que ninguna.

Es tan poderosa esta institución que a las que no hemos querido serlo, nos endilgan una maternidad cultural vista en frases como “y a aquellas que sin serlo nos cuidan…” O algunas mujeres dicen de sí que son madres de sus perros o de sus gatos.

Quisiera que quitáramos la mirada de aquella imagen romantizada y poco real de la mujer que cuida día y noche, haciéndose a un lado a ella y a sus proyectos, con una apacible sonrisa en la cara, y volteemos a mirar a las otras que, como mamá, no quisieron; a otras que quieren y lo disfrutan pero se cansan y frustran muchas veces; a las que quisieron y luego se arrepintieron, a las que en medio de todo, aún no saben cuál es su deseo.

A esas, múltiples, confusas y cambiantes mujeres que, siendo madres, lo son como pueden.


Traducir artículo

Últimas Noticias

La compentencia por la Casa Blanca costará $11.000 millones

Una campaña política conlleva grandes desembolsos y la que lleva a uno de los puestos más importantes...

Especulan que el Vaticano pudo censurar declaraciones del Papa sobre unión civil de parejas del mismo sexo

El Vaticano podría haber suprimido algunas declaraciones del papa Francisco sobre la unión de parejas del mismo sexo, realizadas...

Ministra de Trabajo sobre convención colectiva del MEP: “Ese proceso no ha concluido”

La convención colectiva del Ministerio de Educación Pública (MEP) con los sindicatos de educación no estará en firme hasta...

Organizaciones de pacientes con cáncer de mama se oponen a cambio de tratamiento que realizaría la CCSS

Las pacientes con cáncer de mama, de múltiples organizaciones nacionales, se unieron para solicitarle a la Caja Costarricense de...

Grupo de ciudadanos y organizaciones se manifestaron frente a Casa Presidencial contra la ley de pesca de arrastre

Un grupo de ciudadanos y organizaciones ambientales se manifestaron este viernes frente a Casa Presidencial, desde la 1 p.m.,...

Sol entra en Escorpio

Catalina Calvo para El Observador Transformación. Poder. Dependencias. Vida y muerte. Control. Víctima. Renacimiento. Transmutación. Escorpión. Serpiente. Ave Fénix. El Sol...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

REPLACEABLE CACHE TEXT